Albóndigas de acelgas y ricotta

Una receta sencilla y sorprendente, aquí los hacemos al horno. Pero si quieres se pueden freír, y en vez de acelgas puedes usar espinacas, hojas de remolacha o cualquier hoja que tengas en casa.

Ingredientes:

250 g Acelga limpia / 250 g Ricotta / 40 g Pan rallado / 20 g Aceite de oliva / 1 diente de ajo / Sal y Pimienta

Para empanar: 1 Huevo / Pan rayado al gusto / Sal y pimienta

Preparación:

Calienta el aceite junto con un diente de ajo entero y pelado, agrega las acelgas y déjalas cocinar a fuego alto durante 5-6 minutos y revolviendo a menudo hasta que estén completamente suaves.
Retira los ajos y después escurre las acelgas en un colador, exprimir las espinacas ligeramente con una espátula porque pierdan el exceso de agua y las dejamos enfriar.
Después córtalas en trozos pequeños con un cuchillo
Aboca la ricotta en un bol (si tiene mucha agua, escurrela primero) después agrega las acelgas, el queso rallado y sazona con sal y pimienta.
Después, agrega el pan rallado y continúa mezclando
Modela las albóndigas con las manos, unos 20 gramos cada una.
Pasalas despacio a un bol pequeño en el cual hayas batido el huevo junto con sal y pimienta, y después a otro bol que contenga pan rayado.
Coloca gradualmente en una bandeja forrada con papel de horno.
Cocina en un horno precalentado, en manera estática, a 200° durante unos 20 minutos.

Lo que nos canta esta receta

Las acelgas están llenas de vitaminas y minerales, aportan mucho magnesio que es genial para el desarrollo muscular y yodo que ayuda a controlar las hormonas. También  nos aportan potasio para nuestro beneficio cardiovascular y calcio para nuestros huesos.

¡Para acompañar esta receta con música!

Una receta excelente para disfrutar de la inspiradora Patti Smith, un poquito de rock del bueno.

¡Ayúdanos a cantar más alto!

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *