Risotto de hinojo y limón

¡Cómo utilizar el hinojo! Aquí, la combinación del hinojo y del limón aporta una versión de risotto más fresca y delicada.

Ingredientes

Para 4 personas

1 bulbo de hinojo / 1 cebolla (media) / 1 media copa de vino blanco (opcional) / 320 g de arroz para risotto – Ver sección abajo (contar 80 g por persona) / 1L de caldo de verduras / 1 limón (piel rallada + zumo) / 50 g de mascarpone / Aceite de oliva / Sal y pimienta

Preparación

Calentar el caldo (taparlo para no perder líquido e ir más rápido). Guardarlo caliente.
Rallar el hinojo y cortar la cebolla en ciselé (dados muy pequeños).
Calentar un poco de aceite de oliva en una olla (para remover luego el risotto es importante que esté alta). Añadir el hinojo y la cebolla y cocinar a fuego medio junto con un poco de sal. Pasado unos minutos, añadir el vino blanco (siempre hay que dejar un par de minutos que el alcohol se evapore).
Una vez el hinojo y la cebolla empiecen justo a dorar, añadir el arroz y “secarlo” removiendo regularmente un par de min (para que no se pegue). Añadir el caldo caliente hasta cubrir el arroz.
A partir de ahora se trata de ir añadiendo el caldo en partes (¡en la tradición italiana hablan de 7 veces! pero con 3-4 veces está bien). La idea del risotto es cubrir de caldo siempre que el arroz se quede sin líquido. IMPORTANTE: remover muy regularmente para que el arroz no se pegue al fondo de la olla.
Un risotto se suele cocer unos 15-20 min pero es importante vigilar el final para pillar el punto “al dente”.
Unos 5 min antes añadir la piel rallada del limón.
Una vez cocido el arroz, fuera del fuego, añadir el zumo de limón y el mascarpone. Rectificar de sal, poner pimienta recién molida y remover bien. Se puede añadir un poco de caldo al final para que quede un poco más mojado.

Listo. ¡A comer!

Espero que te va a gustar 😉

Lo que nos canta esta receta

El cultivo de arroz se concentra en el valle del Po, en el norte de Italia (Piamonte y Lombardía) pero también se encuentra en Venecia, Emilia romaña, Cerdeña y en menor medida en Toscania y Calabria.
El arroz se cultiva en campos anegados durante el mes de marzo, y tarda ciento ochenta días en madurar hasta su cosecha en octubre.

Hay tres variedades muy habituales para el risotto: 
Arborio: tiene más almidón, lo que lo hace perfecto para risottos muy cremosos.
Carnaroli: buen contraste entre la cremosidad y la firmeza del grano.
Vialone nano: grano más pequeño. Para un risotto un poco más suelto y de grano firme.

Aquellas variedades de arroz tiene la peculiaridad de guardar un punto firme en medio del grano una vez cocidas, a contrario del arroz redondo que encontramos habitualmente en España. Pero si no te preocupa tanto ese punto de cocción, puedes tirar adelante con el arroz redondo que tienes en casa.

¡Hay varias tiendas italianas en el barrio de Poblenou, así que no dudes en preguntarles que te ayuden a comprar el mejor arroz para tu risotto!

Para acompañar esta receta con música

¡Una canción italiana, tranquila y bonita, de invierno!

¡Ayúdanos a cantar más alto!

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *